Riqueza cultural y arquitectónica de la humanidad, patrimonios de inmensas magnitudes visitada por viajeros del mundo que se sienten maravillados por su arquitectura y blancura colonial. Ven y descubre toda su obra y belleza arquitectónica …

SAN FRANCISCO

Se considera la obra maestra de la comunidad franciscana en Colombia, de construcción barroca neogranadina. La primera construcción fue destruida con el terremoto de 1736. La fecha exacta de su reconstrucción no se conoce, pero algunos historiadores coinciden en que esta bella iglesia data de 1775.

PARQUE FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS

Escultura del Sabio Caldas – Parque Caldas

 CÚPULA DE LA CATEDRAL METROPOLITANA

El templo fue diseñado por el arquitecto español Antonio García quien también dirigió la construcción de la iglesia matriz de San Pedro, en Cali. Su construcción duró veinte años, resultando la más bella de la ciudad. Sobresale de esta iglesia el ábside, obra arquitectónica del español Fray Antonio de San Pedro, que fue enriquecido con tres camarines. Su fachada es la más monumental que dejó en la Nueva Granada la arquitectura del siglo XVIII, época floreciente del barroco neogranadino fue concluida hacia 1788 por Roque Navarrete.

TEMPLO DE SANTO DOMINGO

Fue destruido totalmente por el terremoto de 1736. Su reconstrucción terminó en 1741. El estilo se encuentra enmarcado dentro del esquema renacentista tradicional. El templo está dedicado a Nuestra Señora del Rosario, cuya preciosa imagen del siglo XVI es una muestra excepcional del estilo barroco español. Llaman la atención obras como el Cristo del Descendimiento hecho de marfil y de carey con incrustaciones de plata; los cuadros de Nuestra Señora de Chiquinquirá y de la Santísima Virgen del Topo, que fue puesta en el altar del Calvario en 1728 por el Deán Castrillón. También son importantes la imagen de Nuestra Señora del Rosario, donada en 1588 por devotos; la de Santo Domingo Guzmán, la de la Virgen de la Soledad y la de San Juan, que fue pedida a Quito, Ecuador.

La iglesia sufrió daños estructurales con el terremoto de 1983, un jueves Santo. Actualmente, está completamente restaurada. De aquí sale la procesión del Viernes Santo.

 TEMPLO DE SAN JOSÉ

Se trata de un templo muy peculiar, debido a que por su orientación Norte – Sur, ocurren curiosos juegos de luz a través de sus vitrales a determinadas horas del día. En su interior reposan bellos retablos y tallas de madera. La primera iglesia de San José fue destruida por el terremoto del 2 de febrero de 1736, después fue reconstruida, quedando un bello templo de estilo jónico. Después de sucesivos temblores que fueron deteriorándola cada vez más y del terremoto de 1983, con el que sufrió daños graves, la iglesia se sometió a una restauración integral. Para conservar su carácter, identidad y color terracota original, se dejó su fachada en ladrillo.

TEMPLO DE SAN AGUSTÍN

Esta iglesia perteneció a los padres Agustinos, quienes fundaron allí su convento a finales del siglo XVI. El templo original fue destruido por el terremoto de 1736 y reconstruido magistralmente en los siguientes años. Los sismos de 1827 y 1938 también afectaron varias partes de la construcción, que ya fueron reparadas. Desde este templo parte la primera procesión de Semana Santa, el día martes. En este templo se destaca la imagen de Nuestra Señora de los Dolores (española) y el Señor del Perdón, escultura arrodillada sobre un globo terráqueo enchapado en plata.

De gran fama es su custodia en forma de águila bicéfala, ornada con esmeraldas y fabricada en 1673. Los bellos ornamentos que luce la virgen de los dolores fueron regalados por el general José María Obando.

CATEDRAL BASÍLICA METROPOLITANA

La basílica Menor de Nuestra Señora de la Asunción, es un templo dedicado a la Virgen María, bajo la advocación de la Asunción. La primera construcción se realizó en bahareque y sucumbió en 1566; la segunda entre 1572 y 1609. Una posterior edificación se inició en 1682 con la Torre del reloj. En 1736, nuevamente fue destruida. Finalmente, una tercera y definitiva obra fue ejecutada, finalizándose en 1906. Su estilo arquitectónico se aleja de los demás de la ciudad.

CAPILLA DE BELÉN

Llamada así por ubicarse en el cerro del mismo nombre. Desde allí se tiene una panorámica excepcional de la ciudad. Fue construida en 1681 por Juan Antonio Velasco un rico y generoso artesano. Esa primitiva construcción se arruinó con el terremoto de 1885, luego fue reedificada con las limosnas de los payaneses. Al templo se asciende por un camino de escalinatas empedradas. A lo largo de él se encuentran esculturas alusivas a las estaciones de Jesucristo hacia el Calvario, camino denominado “los Quingos”.

Este santuario está dedicado al Santo Ecce Homo cuya construcción se concluyó en 1681. Se trata de una construcción modesta, pero en su interior contiene detalles de la sillería colonial típicamente española. El Santo Ecce Homo se considera como el patrón de Popayán.

EL CARMEN

La iglesia y el monasterio que conforman un hermoso conjunto, datan del siglo XVIII. Tanto en sus construcciones como en las piezas de arte que las engalanan, retablos e imágenes, predomina el estilo plateresco. En el terremoto de 1983 sufrió graves daños estructurales, para lo que se realizaron algunos trabajos provisionales. Hoy se encuentra en proceso de restauración.

LA ENCARNACIÓN

Primoroso templo construido de 1764 a 1767, por el hermano Simón de la Compañía de Jesús, Se edificó en el mismo sitio donde estuvo la primera iglesia que fue levantada por las religiosas y luego destruida en el habían terremoto del 2 febrero de 1736. Conserva en el interior una serie de retablos, cuadros e imágenes de gran valor artístico. Existe la creencia que su retablo mayor es el mejor logrado entre los grandes retablos barrocos de la ciudad.

LA ERMITA

Es la iglesia más antigua de la ciudad. Su construcción se inició durante las primeras décadas del siglo XVII. Es fácil comprobar su gran antigüedad al apreciar el altar mayor que remata en águila bicéfala símbolo heráldico de los Austrias. En su nave principal y en la sacristía conserva magníficas muestras de imaginería quiteña, española e italiana.

TEMPLO DE BELÉN

Se accede tomando la vía nororiental, lo mismo que a través de un antiguo camino. Allí se exhibe el Santo Ecce Homo, patrono de la ciudad. Es una talla del siglo XVII.

TEMPLO DOCTRINERO YANACONAS

Se sitúa en proximidades de la ciudad. Su construcción de gruesos muros data del siglo XVI. Se destaca un retablo decorado con el águila bicéfala testimonio de la época.